Previous Next

Archivo Nacional culmina restauración del Acta de la Anexión del Partido de Nicoya

Votación de opinión de la página web
0 of 5 - 0 votes
Thank you for rating this article.

San José, 26 de junio de 2024. Con gran entusiasmo y orgullo, el Archivo Nacional culminó el proceso de restauración del Acta de la Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica, un documento de incalculable valor histórico y cultural para Costa Rica. Esta restauración se llevó a cabo como parte de las celebraciones del bicentenario de la Anexión, un hito que destaca la unión y la identidad costarricense.

El Acta de la Anexión, firmada el 25 de julio de 1824, es un testimonio tangible del momento en que los habitantes del Partido de Nicoya decidieron voluntariamente incorporarse a Costa Rica, uniendo sus destinos y fortaleciendo la nación. La preservación de este documento es una prioridad para el gobierno y las instituciones culturales del país, conscientes de su importancia para las futuras generaciones.

GALERÍA DE RESTAURACIÓN

El proceso de restauración del Acta lo protagonizó un equipo multidisciplinario que estuvo liderado por el Archivo Nacional en colaboración con funcionarios de la Universidad de Costa Rica (UCR) y el apoyo privado.

A pesar de los rigurosos cuidados con que el Acta se resguardó en las últimas décadas, presentaba pequeños deterioros físicos, como rasgados, faltantes de papel, parches adhesivos, suciedad y humedad, así como detalles en su encuadernación y costuras que podían mejorar. Aunque su estado no era crítico, y más bien con una afectación media, era muy importante intervenirla para asegurar su conservación a largo plazo.

El proceso de restauración se realizó por medio de un equipo de expertos en conservación documental del Archivo Nacional y de la UCR, quienes emplearon técnicas avanzadas para asegurar la integridad y durabilidad del documento, así como para protegerlo contra futuros deterioros.

Carmen Campos Ramírez, directora general del Archivo Nacional, expresó su satisfacción con los resultados de este proceso: “es un orgullo como costarricense y como funcionaria del Archivo Nacional, tener la oportunidad de ser parte de este momento histórico, el Bicentenario de la firma del Acta de la Anexión del Partido de Nicoya. Ha sido una ocasión propicia para su restauración, en cumplimiento de nuestro compromiso con la conservación del patrimonio documental. Invitamos al público a reflexionar sobre el significado y valor de nuestras actuaciones actuales y lo que develarán con el transcurrir de los años, decisiones que quedan plasmadas en los documentos que producimos y que servirán a las futuras generaciones para comprender cómo hemos evolucionado, tal y como lo hacemos en la actualidad con los documentos que hoy nos ocupan, que dan cuenta del proceso de anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica, incluida el acta de referencia”.

El Acta de la Anexión del Partido de Nicoya consta de 17 folios, que incluyen las firmas de más de 20 personas, entre las que destacan los nombres de Manuel Briceño, Jefe Político Subalterno y Comandante de Armas del Partido de Nicoya; Toribio Viales, Ubaldo Martínez y Manuel García, regidores de la Municipalidad de Nicoya; así como autoridades militares, civiles y "los principales de este pueblo" que asistieron al cabido abierto convocado para tal fin.

Los firmantes justificaron la decisión de incorporarse a Costa Rica considerando aspectos económicos, políticos y jurídicos. Por ejemplo, el Golfo de Nicoya y el río Tempisque jugaron un importante papel para las comunicaciones y actividades económicas, igualmente imperó el resguardo del orden público y la seguridad de nuestro país, así como la vinculación de Costa Rica a la Federación Centroamericana. Otros factores incluyeron la recepción y aumento del numerario utilizado en Costa Rica para las transacciones comerciales y de otra índole, la regulación en Nicoya y Santa Cruz de las tercenas de tabaco y otras regulaciones tributarias y la viabilidad del “nuevo orden” político bajo la tutela de Costa Rica.

Minucioso proceso. La intervención física del acta empezó en el Departamento de Conservación del Archivo Nacional en manos de Carlos Pacheco Ureña. Pacheco es un restaurador con más de 40 años de experiencia en la institución y también fue el encargado de la restauración del Acta de Independencia de Costa Rica, en el año 2021.

“Fue muy satisfactorio liderar y trabajar el proceso de restauración y encuadernación de otro documento importante como el Acta de la Anexión, con el objetivo fundamental de recuperar físicamente la integridad física del patrimonio documental. Es gratificante aplicar los conocimientos y la experiencia acumuladas a través de tantos años en contacto con nuestros tesoros documentales que son la razón de ser de nuestro Archivo Histórico y que deben resguardarse para que la memoria documental perdure y sirva para que nos conozcan las futuras generaciones y que se sientan orgullosos, como ahora nosotros, de nuestras raíces y el legado de nuestros antepasados”, expresó Pacheco.

En esta oportunidad, lo primero que el experto restaurador llevó a cabo fue descoser los 17 folios del Acta de la Anexión del Partido de Nicoya y desprender su encuadernación. Posteriormente, profesionales bajo la supervisión de la investigadora Mavis Montero, encargada del LABCultura (Laboratorio de Conservación de Patrimonio Cultural) del Cicima de la UCR, estudiaron minuciosamente el documento. El equipo realizó pruebas y determinaron, mediante la preparación de un protocolo, las acciones a tomar en cuenta para realizar el proceso completo de restauración con sustancias químicas.

La intervención involucró una primera limpieza mecánica, que incluyó la eliminación de suciedad, polvo y otros contaminantes superficiales mediante métodos físicos no invasivos. Este proceso es fundamental ya que ayuda a prevenir daños adicionales y facilita otras etapas de restauración y conservación. Posteriormente, se eliminaron segundos soportes o cuerpos extraños, lavado de folios mediante aplicación de hidróxido de calcio, secado y la etapa siguiente de restauración.

A los folios de 200 años se les aplicó un jabón especial diseñado y fabricado por Darío Chinchilla, profesor de la Escuela de Química de la UCR, quien lo donó desde su empresa privada (Terra & Botanics). Posteriormente se agruparon los folios en cuadernillos.

También se contó con la colaboración del encuadernador y restaurador de libros Luis Umaña, dueño del taller El Diario de los Viajes quien donó su trabajo para el cosido de los cuadernillos, siguiendo la técnica tradicional empleada anteriormente en este tipo de documentos. Después se encargó de la cubierta en cuero y el montaje respectivo, para finalmente elaborar un contenedor especial para resguardar el libro.

Siguiendo el consejo de los expertos involucrados, el Acta quedará en los depósitos del Archivo Histórico y solo se abrirá para realizarle mantenimientos futuros. En la Sala de Consulta habrá una réplica física y, por supuesto, estará también disponible la copia digital en la mayor calidad posible para la consulta de toda la ciudadanía, como ha sucedido hasta ahora.

Luego del minucioso proceso de intervención, el documento será resguardado en los depósitos especializados, lejos del desgaste producido por la exhibición y la manipulación.

Créditos de Galería:
Fotografías y grabación de video: Daniela Martínez Rojas, Alexander Martínez Mora y Alejandro Núñez Leitón, Departamento de Conservación, Archivo Nacional.
Footage: Gabriela Soto Grant, Unidad de Proyección Institucional, Archivo Nacional.

 

Acerca del Archivo Nacional de Costa Rica

Es la entidad rectora del Sistema Nacional de Archivos, administra el patrimonio documental de la Nación y colabora con el control del ejercicio notarial en el país. 

imagen de Facebook      imagen de Twiter      imagen de Youtube      imagen de Instagram

 

Licencia de Creative Commons Este Sitio está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 4.0 Internacional.
logo_sitioweb_2024.png
2024 © Archivo Nacional de Costa Rica

Buscar